¿Nos vendemos en las Redes Sociales?

¿Somos realmente conscientes del peligro al que nos enfrentamos con el uso de internet y las RRSS? Podemos saber algo sobre lo que puede pasar, conocemos algunos de los peligros, pero claro, nunca le damos importancia porque “eso a mi no me va a pasar” o “si, pero yo tengo cuidado”. Realmente nadie tenemos el cuidado suficiente en el momento que usamos internet para comunicarnos, manejar datos privados, etc.

Según un reportaje sobre este tema del programa “Equipo de Investigación“, de La Sexta, todos nuestros datos e información personal de todo tipo, fluyen a través de todas las redes sociales y medios de comunicación que usamos a través de internet: WhatsApp, Facebook, Instagram, Snapchat…

Comenzaremos hablando sobre, porqué Facebook compró WhatsApp por 19 millones de dólares, la respuesta: La gran cantidad de datos que tiene, mueve y genera diariamente sobre sus millones de usuarios. Todo lo que escribimos, enviamos, hablamos… Absolutamente todo queda registrado y guardado en bases de datos. WhatsApp es nuestro medio de comunicación más instantáneo, contamos intimidades, enviamos fotos y vídeos, audios, hablamos de variedad de temas, reenviamos contenido… Podríamos decir que un gran porcentaje de nuestra vida se encuentra en nuestros mensajes de WhatsApp.

La siguiente pregunta que podemos pensar es ¿por qué Facebook estaba tan interesado en estos datos? La respuesta es sencilla: para generar publicidad. Los banners publicitarios que nos aparecen en las páginas webs, en las redes sociales y demás, son personalizados en base a esa variedad de datos que internet tiene guardados sobre todos nosotros. Esto ya lo vimos por ejemplo en el artículo sobre Cambridge Analítica, dónde Facebook usaba nuestros datos para manipularnos subliminalmente en las campañas electorales.

Una de las preguntas que más a menudo nos podemos llegar a plantear es: ¿Si nosotros eliminamos algo de nuestras RRSS, se elimina de esas bases de datos? Por desgracia la respuesta es no. Nunca se llega a eliminar del todo el contenido que subimos a internet y ¿qué problemas puede causar esto? pues para empezar, que toda nuestras vidas, siempre van a estar en la red y en algún momento, quizás puedan usar esos contenidos antiguos de forma personal que nos pueda afectar, como por ejemplo, en una entrevista de trabajo. Por otro lado, influye a la hora de intentar eliminar algún contenido que se haya hecho viral. Cuántos casos hay sobre vídeos de contenido sexual que se hayan viralizado sin consentimiento y hayan ido a juicio, hayan sido indemnizados, etc. Muchísimos y sí, la víctima puede ser compensada de alguna forma, pero el daño ya está hecho y por supuesto, ese contenido, sigue ahí. Nunca se elimina. Por lo que puede volver a ser utilizado en cualquier momento.

Con respecto al tema de suplantación de identidad, que también es de los delitos más comunes que se dan en las redes sociales, normalmente suceden por lo ya comentado, la facilidad de que a través de estos medios, hay quien pueda coger tus fotos y tu nombre y crear un perfil con tus datos y publicar información falsa o contenido inapropiado sobre ti. Esto a menudo, también va unido con el conocido ciberacoso, que no necesariamente una cosa conlleva la otra, pero en cierto modo es una forma de acoso y de hacer daño de forma personal. El bullying a través de internet y las RRSS suele darse sobre todo en menores con acceso a estos medios de comunicación.

En el programa en el que está inspirado este artículo, hablan sobre el acoso que realizan los menores a otros menores o incluso a mayores mediante el uso de WhatsApp y/o Snapchat. ¿Qué diferencia hay? Para quien no lo sepa, Snapchat es una app que consiste en una comunicación instantánea como puede ser WhatsApp, en la que se pueden enviar además fotos y vídeos, pero que tienen un tiempo determinado y pasado ese tiempo, se eliminan. ¿Qué ocurre con esto? Como comentan en el vídeo, este acoso y esta comunicación a través de Snapchat, no dejas huellas, por tanto una persona que está siendo acosada mediante este medio, no puede demostrarlo, lo cual es una forma fácil y sencilla de que, sobre todo menores, puedan seguir delinquiendo sin que nadie se entere.

Mediante la aplicación Google Trends, hemos buscado y comparado el uso de las 3 redes sociales más conocidas en España en los últimos 5 años: Instagram, WhatsApp y Facebook.

Facebook es la primera red social que se hizo viral a nivel mundial, por lo que, como podemos ver en esta gráfica, ha sido y sigue siendo la que más usuarios tiene en España, pero se ve como en los últimos años, Instagram y WhatsApp, van creciendo en usuarios más o menos a la misma vez. Esto nos hace ver que en ningún momento dejamos de usar las redes sociales ni internet y que en función del momento, se van popularizando más o menos.

Tras conocer toda esta información y aún sabiéndola de antes, “actualmente, más de 4.021 millones de personas tienen alguna forma de acceso a Internet, cifra que corresponde al 53% de la población total del planeta. Dentro de porcentaje de personas que usa Internet, 3.196 millones usan alguna red social.” (Ramón, 2018).

Un comentario en “¿Nos vendemos en las Redes Sociales?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: